...

Arandela zincada

Las arandelas zincadas son un tipo de fijación duradero y versátil que puede soportar altos niveles de tensión y presión. Gracias a sus propiedades de resistencia a la corrosión, facilidad de instalación y compatibilidad con diversas fijaciones roscadas, las arandelas zincadas son una opción excelente para su uso en aplicaciones de construcción, automoción e industriales.

Índice

Arandela zincada Descripción

Las arandelas cincadas son un tipo de elemento de fijación utilizado para distribuir la carga de un elemento de fijación roscado, como un perno o un tornillo. Se fabrican en acero y se recubren con una capa de zinc para protegerlas de la corrosión.

Características y ventajas

  • Resistencia a la corrosión: El revestimiento de zinc de la arandela proporciona una barrera protectora contra la corrosión, lo que la hace adecuada para su uso en exteriores y en entornos con mucha humedad.
  • Fáciles de instalar: Las arandelas cincadas son fáciles de instalar y se pueden utilizar con una gran variedad de fijaciones roscadas.
  • Mayor durabilidad: La construcción de acero de las arandelas cincadas proporciona una mayor durabilidad y puede soportar altos niveles de tensión y presión.
  • Versátiles: las arandelas zincadas son adecuadas para su uso en una amplia gama de aplicaciones, como la construcción, la automoción y la industria.

Tipos de arandelas zincadas

Existen varios tipos de arandelas cincadas, entre ellos:

  • Arandelas planas: Son el tipo de arandela más común y se utilizan para distribuir la carga de un elemento de fijación sobre una superficie mayor.
  • Arandelas de seguridad: Se utilizan para evitar que el tornillo se afloje debido a vibraciones u otras fuerzas externas.
  • Arandelas de defensa: Tienen un diámetro exterior mayor y se utilizan para distribuir la carga sobre una superficie mayor, lo que las hace adecuadas para su uso con materiales blandos o frágiles.

Cómo elegir la arandela zincada adecuada

A la hora de elegir una arandela zincada, es importante tener en cuenta factores como el tamaño y el tipo de tornillo roscado, la carga a la que estará sometido y el entorno en el que se utilizará. También es importante elegir una arandela que sea compatible con el material del tornillo y la superficie en la que se va a instalar.

Conclusión

Las arandelas zincadas son un tipo de fijación versátil y duradero que puede utilizarse en una amplia gama de aplicaciones. Gracias a su resistencia a la corrosión, facilidad de instalación y mayor durabilidad, son una opción excelente para garantizar conexiones de fijación seguras y duraderas.

Arandelas zincadas Productos

Consulta