Como componente clave en numerosos proyectos de construcción y bricolaje, los tornillos de carruaje, también conocidos como tornillos de carro, a menudo deben retirarse de forma segura y eficaz. Este artículo le guiará paso a paso por el proceso de desmontaje. Si tiene alguna pregunta o necesita ayuda profesional, no dude en envíenos una consulta.

Pernos de carro

pernos de carro,DIN603,8.8,ZINC BLANCO
Guía paso a paso para quitar los tornillos del carro 2

Antes de iniciar el proceso de extracción, dediquemos un momento a entender qué son los tornillos de carro. Caracterizados por su cabeza lisa y abovedada que carece de ranuras o acanaladuras, los tornillos de carro se aprietan girando la tuerca, mientras que una sección cuadrada situada debajo de la cabeza se bloquea en el material que se inserta dentro.

Herramientas necesarias

Para esta tarea, necesitarás algunas herramientas básicas:

  • Llave inglesa o de carraca y vaso
  • Alicates
  • Martillo
  • Cincel frío
  • Taladro y brocas para metal (opcional)

Pasos para la retirada

Paso 1: Aflojar la tuerca

Comience por intentar aflojar la tuerca del perno con una llave o carraca y vaso. Gire la tuerca en sentido antihorario. Si la perno comienza a girar con la tuerca, estabilice la cabeza del perno con unos alicates.

Paso 2: Aplique la fuerza si es necesario

Si la tuerca está oxidada o es difícil de quitar, puede ser necesario hacer algo de fuerza. Golpee ligeramente la llave con un martillo para ayudar a desprender el óxido que pueda haber atascado la tuerca.

Paso 3: Utilizar un cincel frío

Si el golpeteo no funciona, un cincel frío puede resultar útil. Coloca el cincel en el borde de la tuerca y golpéalo con el martillo. Asegúrate de llevar ropa de seguridad gafas para protegerse los ojos de los fragmentos que puedan salir despedidos.

Paso 4: Taladrar el perno

Como último recurso, puede que tengas que taladrar el tornillo. Con una broca de metal, taladre un agujero en el centro del tornillo, aumentando gradualmente el tamaño de la broca hasta que el tornillo se debilite lo suficiente como para romperse o la cabeza se desprenda.

Precauciones de seguridad

La seguridad debe ser su prioridad número uno. Lleve siempre gafas de seguridad para protegerse los ojos de cualquier resto de suciedad. Los guantes también protegen las manos de los bordes afilados o el metal caliente.

Busque ayuda profesional si la necesita

Aunque estos pasos le ayudarán a quitar los tornillos de carruaje de forma segura, puede haber casos en los que necesite ayuda profesional. Si alguna vez no está seguro o si el perno se muestra especialmente obstinado, es aconsejable buscar la ayuda de un experto para prevenir cualquier daño o lesión.

Conclusión

Los pernos de carruaje, aunque forman parte integral de muchas estructuras, a veces deben retirarse por diversas razones. Siguiendo estos pasos y utilizando las herramientas adecuadas, podrá retirar estos pernos de forma segura. Sin embargo, recuerde que cada situación es única y puede que tenga que ajustar su enfoque en consecuencia.

Si se encuentra con dificultades o no está seguro del proceso, recuerde que sólo tiene que pedir ayuda. No dude en Contacto en cualquier momento para solicitar ayuda o plantear cualquier pregunta.